martes, 22 de diciembre de 2009

6 ¿Existe el tiempo porque existe el movimiento?

6 ¿Existe el tiempo porque existe el movimiento?

Es la hora de dar un paso
y no caer
Hermosos seres vivos que domináis
el tiempo
el caso es no esconderse
saber
que no caeremos
en la hora de avanzar
como ejércitos,
como animales heridos, furibundos, eternos.
Roncando como bestias desahuciadas,
alaridos que arrancan en el pecho.

¿Cuántos hombres quieres acumular
medio vivos
en medio de tu sueño???

El caso es que el amor
no te venza

Saber que algo no vivo
gobierna
tu gobierno

Para el cuerpo, ropa
y mentiras criminales
para el escaso cerebro.

Parece que se acaba la canción
y las mujeres
buscan su condición
encintas en la cama

Una hostia
que te va a caer si no lo haces
si no lo haces ya
y ya no hay remedio

Milagro de los panes y los peces
de los siglos nuevos
La torre de babel, piso decimotercero,
departamento de imbéciles que mueren
por vivir más tiempo.

Enganchados a la máquina que prolonga el silencio

Y mientras
el niño
debe lamer los restos de los huesos,
escondido,
rodillas desolladas de caerse sin miedo.

Las costras que no se quitan
ni con pinzas
ni en agua reblandeciendo
el corazón de un pájaro
que fuiste
primero

Cuando el prójimo
se ha pegado a ti
hibakushas
eternos movimientos de delirio
cayendo encima del cemento

Tus ojos
plumas que no encuentran tintero

No me miran

y solamente escapan

una vez más
de este momento

Momento de razones
sin entretenimiento.

Deshojando la flor
te quiero
te detesto

Por eso mañana mi vida habrá crecido hasta estallar
de no caber en sí
ni en todo tu cuerpo

Y te haré el amor en una noche de cuchillos largos
mientras alguien planea
tu fin
O tu secuestro
en el cuarto en el que te sientes atrapada
mientras tú lo ves
desteñida de azul
De tanto sudar la tarde en el sillón de cuero
En el sueño las madres claman,
Sollozan las niñas
Y gimen los amantes en su lucha de olores descompuestos
mas que gritar
es un graznido completamente inaudible
un gran puñetazo completo de vacío
Un espectáculo de paredes de agua
Que aíslan el sonido del remoto
Chasquido que se pronuncia tras el beso
Recuento de minutos y de siglas
que alcanzan su éxtasis
en una paranoia de idiomas imperfectos

Es lo que has venido
llamando
el tiempo

Pero no te asustes.

La muerte,
sabes, esa cosa
que resplandece por encima de conceptos y conceptos
vendrá para llevarte
y el reloj
entonces
ya sabes,
la hora señalada
-llegas tarde al velatorio
y pronto al nacimiento-,
te marcará el espacio exacto donde has de no existir
por los siglos de los siglos
en tu eterno pasar de largo...

en esta no vida
que resulta
iba en serio...