sábado, 25 de junio de 2016

Queremos



Queremos el poder
por la fuerza
abrir inmensos campos
de silencio


y que sus lágrimas
no mojen el sembrado
y sus pisadas
mueran, como regueros
de petróleo
como barcos cargados de piñas desnutridas
queremos
que el mar nos tenga
nos destroce
y al final
nos descubra.

Queremos que los dientes de oro
no mastiquen la tierra
que no les pertenece.
Las cosas simples
La lluvia clara
Los niños amarillos comiéndose la corbata

Queremos que los números con forma de martillo
no vuelvan para hacernos
el nudo en la garganta

No queremos
el ojo sin memoria que todo lo devora
ni el padre fraudulento que secuestra tu historia.

Reflexiona
es la muerte la que llama a tu puerta,
la misma que aparece tras un cristal inflamado.

Queremos que se acabe ya el libro,
el día, la hora, el minuto
el año
Queremos que nos traigan la cuenta

Y no queremos pagar
por lo que ha pasado



lunes, 23 de mayo de 2016

Not that I knew

Poetry is not dead
Till the last man dies
Till the last word is obliverated

Like earth we'll be cracked
Like silk will be torn

All the birds flying over will sing the same tune
The water not fallen
Will swirl around our bones
And we'll learn the light is not the colour
as all beginnings are round

I see just old Gods plowing through the graveyard
They carry with their children along the muddy trail of blood
No one stands still to face the rage of future
No one knows you anymore

There is a boy crying on his mother lap
There is a belt hung up the door
There were millions of betrayers
Licking the sweat of the forbidden love

Poetry is carved in time's skin
One woman tries to decipher it all
The last poet is drying out in the dark night
Moonshine was the last he wrote

Until the last man
With the sunset
They brought him down from the cross
Not that I knew
By your look, that was all

You know, I dreamt I was alive
I was a poet

But it was not

lunes, 16 de mayo de 2016

Gotas

La lluvia es frágil
pero sólo en los cristales.
Y los árboles no lo saben
mientras esperan ser nacidos
debajo de la tierra seca.

Es como una canción
que nunca va a acabarse
porque choca y se tuerce
sin miedo
una vez
y otra
golpeando los lentes
que están abandonados
y no miran a nadie.

Tendrías que esperar
y decírselo a tus padres

Pero prefieres desnudarte
y arañar la pared
Sabes
que la terquedad de la lluvia
te hace grande
También sabes que aún no es el momento
de deshidratarse.

No es preciso que llores
mientras me descalzo
que los niños no van a sonreír esta vez
cuando saltemos en los charcos

Prefieres desnudarte
Así que marcho.
La habitación vuelve loco
a los mosquitos
con el ruido del morse
incesante
arrebatado
del sueño que buscábamos
el último bocado

La piel irreconocible
porque los lentes
no estaban graduados

Tendrías que huir ahora
Tendrías que dejarlo

Seguro que cientos de millones de gotas de rocío nos esperan
encima de los infinitos granos de arena
que pisamos

26-3-11
Arraial D'Ajuda (Bahia, Brasil)

martes, 29 de diciembre de 2015

Y no amanece

No escucharé despierto
cómo llega el día.
El crepitar de las tablas en el cerebro.

La sombra que te acecha
ocupa todo un campo de esperanza sin vida.
Y aun dormidos
roncan
como cadáveres de un Sol
Escondido y Prohibido.

No llegará el día
mientras habite yo donde el día
Nunca ha estado
Donde sólo otros pocos
como Nosotros
tienen los pies descalzos

Mientras volvéis
la oscuridad acaricia con su pupila
las sábanas
Y todo el que lo observa
Sabe
que el sudor no se desprende
con sólo mirarlas

Pero yo no miraré
mientras el hedor alerta a los sedientos
Yo pasaré
tratando de que el momento
sea un sueño
y de que el tiempo
no se desplome
encima del silencio.

Yo me habré marchado,
como yo
todos los yos que no han sido
por el día asesinados

Y mientras huimos
Muchos otros Yos nos quedamos
Despiertos
Como una cicatriz en medio de la nada
Esperando a que llegue
EN UN FIN QUE TODO LO CONCLUYE
El Día. Sólo eso
Nada

La sed de los hombres amarillos 2006

martes, 1 de diciembre de 2015

La poesía da asco

Ayer
Se acabó el tiempo
y los recién nacidos azules se quedaron en el medio
Las calles, a lo lejos,
nunca revelan el secreto
Deberemos esperar dormidos
a que aparezca el guardián entre el centeno

Los ojos oxidados
Los niños que se alegraron de estar envejeciendo
Teníamos toda la vida por delante
pero las cosas pasan
y se llevan la vida 
al mismo lugar donde se acaba el tiempo
Mañana 
Los insectos de plata
saciarán su sed contra los esqueletos
No habrá soledad que repartirse
ni fantasmas del pasado 
que penetren tus sueños
Hoy
cuarenta carretillas de mierda
para llenar un único agujero


Creo que tendremos que volver a mirarnos
para reconocernos
------
Poema 3 sacado de "Estoy ocupado ignorándote"
Una recopilación de versos de un juntapalabras esquizoide 

lunes, 8 de diciembre de 2014

Es la economía, estúpido


No es el pasado
No son las ruinas de los edificios sin memoria
No son los anuncios sobre muertos de inanición y de ignorancia
Es la economía, estúpido

Y es tu madre encogiéndose de hombros
Como si se estuviera repitiendo
Y la vida es así, Hijo
Así es
Y nunca más volvieron a verse.

No son las tripas de los aviones
No son los ojos de los pájaros
No es la velocidad
Será que se nos escapa

Pero puedes viajar
Porque es la economía.
Y encontrar relojes oxidados en los párpados
de las mujeres hermosas
que posiblemente ya te han amado
ya las has dejado
Díos mío, hijo
pasa el tiempo tan rápido

Pero tu hijo de puta
se ha ido
sólo que da su ropa en el armario

somos todos mierda de moléculas
y sólo Punset parece saberlo
los demás
desgraciados
eructamos, vomitamos miserias
cometemos errores
y esperamos que los hombres amarillos
aquéllos que proclaman la sonrisa
vengan a solucionarlo

Y los poetas
escriben en sus blogs mientras se cuecen de odio
Algunos otros esperan con paciencia
en la cola del paro

Porque
es la economía
estúpido

jueves, 31 de octubre de 2013

No tengas miedo, mi amor

No tengas miedo, mi amor,
pronto llegará el final
dejarán de funcionar las manzanas parlantes
Hay fonemas que jamás se volverán a pronunciar

No tengas miedo
porque la oscuridad es un escondite sin barreras,
un sueño sin manchas que no busca la resurrección.

No tengas miedo del frío,
amor,
porque el frío congela hasta la sangre
y la mugre
y así
al renacer de un nuevo sol
surgiremos también nosotros
de nuevo
completamente nuevos

porque el miedo se habrá caído
como una costra de hielo
de las pestañas
para siempre