martes, 1 de diciembre de 2015

La poesía da asco

Ayer
Se acabó el tiempo
y los recién nacidos azules se quedaron en el medio
Las calles, a lo lejos,
nunca revelan el secreto
Deberemos esperar dormidos
a que aparezca el guardián entre el centeno

Los ojos oxidados
Los niños que se alegraron de estar envejeciendo
Teníamos toda la vida por delante
pero las cosas pasan
y se llevan la vida 
al mismo lugar donde se acaba el tiempo
Mañana 
Los insectos de plata
saciarán su sed contra los esqueletos
No habrá soledad que repartirse
ni fantasmas del pasado 
que penetren tus sueños
Hoy
cuarenta carretillas de mierda
para llenar un único agujero


Creo que tendremos que volver a mirarnos
para reconocernos
------
Poema 3 sacado de "Estoy ocupado ignorándote"
Una recopilación de versos de un juntapalabras esquizoide